sábado, 4 de junio de 2016

[Video] Pasos para aprender

Hice un corto vídeo que muestra los pasos principales para aprender cualquier tema estudiado.

Todavía estoy aprendiendo esto de la edición. Así que, espero que les sirva!

Saludos.


viernes, 3 de junio de 2016

Memorización y repaso espaciado

Los repasos-memorización son una fase del estudio en la cual se van repasando los datos ya memorizados, y se memorizan nuevos datos.
Es la fase del estudio que debe ser más larga, y es la más importante de todas. Es la que permite que los conocimientos queden bien sólidos, en el acervo de una persona, y hace que luego podamos desenvolvernos de la mejor manera posible. Porque, recordemos, lo que nos da soltura a la hora de manejar una información es la cantidad de veces que la vimos, de manera correcta obviamente.

Según Ramón Campayo, esta fase del aprendizaje debe equivaler al 90% del tiempo de aprendizaje. Es, por lo tanto, la fase que realmente debemos hacer bien para ahorrar la mayor cantidad de tiempo posible.

Recordemos que la memorización de los datos y el repaso se hace convenientemente desde un resumen, u otro texto que tenga sus características, que son:

- Tener los datos bien claros y ordenados.
- Que dicho orden vaya tanto en secuencia lógica como en profundidad.

Y es aquí donde vemos realmente la importancia de elaborar un buen resumen, pues nos basaremos en ello para ir memorizando los datos.

Debemos ir memorizando y repasando los datos de menor a mayor profundidad. Entonces, cuando hablamos de repasos, también hablamos del mismo sistema de estudio en sí, como veremos a continuación

Obs: en mi experiencia, hacer primero un resumen, y empezar a repasar luego de terminar el resumen es, en la práctica, totalmente inviable, sobre todo en los temas largos. Esto a menudo reditúa en la falta de tiempo que lleva a tener un muy corto tiempo de repaso -1 o 2 días-. Por lo tanto, recomiendo ir haciendo el resumen y repasar al mismo tiempo. Y hacer el resumen de manera a repasar bien: es decir, comenzando por los puntos grandes, e ir rellenando los puntos pequeños en sucesivas modificaciones.  

Por ello, para esta forma de estudio, conviene hacer los resúmenes en formato digital, o ir dejando espacio suficiente (ir más o menos calculando) para poder rellenarlos paulatinamente después.

No dudemos en cambiar la estructura de lo que estamos estudiando. Normalmente, solo la lectura se hace en el orden en que está en el libro. Tanto la escritura como el aprendizaje requiere, habitualmente, la alteración de dicho orden.

Cómo deben ser los repasos.

Una cualidad de los repasos es que deben ser activos. Los repasos deben ser un proceso activo de recordar. Todo lo que recordamos, lo recordamos gracias a un determinado contexto. Una película o una conversación la recordamos gracias al contexto de la misma. Cómo se fue desarrollando, el motivo que llevó a determinada situación, etc. Por lo tanto, al momento de estudiar y aprender, debemos saber visualizar el contexto, el conjunto de la situación, para sí poder recordarlo efectivamente.

Por ejemplo, ahora que estoy estudiando farmacología: sobre un fármaco, o una familia de fármacos, ¿qué debo estudiar? ¿ su efecto principal, su farmacocinética? ¿Qué cosas de su farmacocinética? ¿Por qué importan sus efectos, su vida media, sus interacciones? Etc. Esto va creando una red que facilita el recuerdo en los sucesivos repasos. 

Y ahí, una vez que sabemos qué queremos recordar, una forma buena de repasar sería: una vez estudiado, repasar mentalmente y sin mirar los datos más importantes que queremos recordar. Y, luego, en el próximo repaso, volver a repasarlo mentalmente y sin mirar, y luego corroborar y corregir las cosas que faltaron o donde nos equivocamos. Luego de esto, volver a repasar mentalmente las partes que nos equivocamos, e ir agregando los detalles nuevos.

martes, 2 de diciembre de 2014

[Art] "Consejos más útiles para memorizar datos y textos"

Desde la página de abc.es nos llega este artículo que se llama "Los consejos más útiles para memorizar datos y textos", y cita como fuente a otra página, llamada educación2.com.

El artículo trata básicamente de cómo retener los datos: comprensión, repetición y claves mnemónicas.

Lo más rescatable de dicho artículo es la clave que da al comienzo "Es mucho mejor para la memorización la previa comprensión de lo leído". Esta es una clave que muchas veces olvidamos, y muchas veces ocurre en los estudiantes que están aprendiendo sobre mnemotecnia: intentan recordar todo con base en dichas técnicas, olvidando el papel fundamental de la comprensión.

Y, sin duda, es la comprensión la clave principal para memorizar la mayor parte de los contenidos impartidos en los colegios y universidades: todo lo que tenga sentido, todo lo que lleve una secuencia lógica, es memorizable a través de la comprensión y posterior repetición (bien hecha, espaciada y pensada) de los datos, de una manera correcta y estructurada.

Luego habla de la repetición, aunque mal utilizada ("Repetir hasta el cansancio", craso error), y da algunas mnemotecnias que a veces sí son algo eficaces (como los acrónimos), aunque olvida las mejores técnicas, quizá en aras de la sencillez del artículo. No olvidemos que los mejores estudiantes utilizan las mnemotecnias basadas en la visualización de los objetos, confiando a todos los sentidos dicha memorización, pero sobre todo al más potente: a la visión.


Cómo hacer un resumen

Esta será la primera de varias entregas destinadas a describir cómo deben hacerse los resúmenes para estudiar.  Cuando uno habla de hacer un resumen, parece sencillamente anotar las partes más importantes de algo. Bueno, resulta que no es tanto así: el resumen es mucho más que subrayar las ideas principales de lo que uno está leyendo.

Las características de un buen resumen:

- Debe contener todas las ideas (importantes) y los datos 
Es decir; leyendo solo el resumen, deberíamos tener prácticamente la misma información que leyendo la información bruta o pura, no tiene que faltar nada. Si falta información, el resumen estaría incompleto, y esto sería contraproducente para el objetivo de este, que es aprender el contenido por completo. 
- Debe contener las ideas en un orden lógico.
Esto es quizá lo más importante desde el punto de vista del aprendizaje: ordenando los datos de una manera secuencialmente lógica, estaremos mejorando muchísimo el aprendizaje. Es también esta la razón que hace al resumen mejor que el simple subrayado en un libro (que, dicho sea de paso, también es un buen método, sin tener en cuenta el gasto económico que podría significar esto).
- Debe tener un diseño agradable para la lectura
Letra legible, buen tamaño, con márgenes para anotaciones. Hacerlo a computadora sería lo ideal, pues podemos manejar estos factores como nos venga mejor. Además, tiene el plus de poder editarlo muy rápidamente, por si cometemos algún error, queremos cambiar el orden, agregar/sacar información, etc.
También entran otros detalles como el color de letra, color de hoja, tamaño, etc. Todo esto puede ayudar un poco para el mejor rendimiento.

Ventajas de realizar un resumen.

Las características mismas del resumen nos dictan sus ventajas frente a otro tipo de sistema de estudio. Pero para hacerlo más sencillo, comparémoslo con otros sistemas de estudio:

1. Leer la información completa
Esta es la peor estrategia entre las estrategias adoptables (que, por otra razón, es siempre mejor que no tener ninguna estrategia). Sobre éste sistema ganamos en tiempo, comprensión, retentiva, etc. 

2. Leer la información subrayando.

En esta estrategia, ganamos tiempo al repasar gracias a que no deberemos leer de nuevo toda la información del texto, sino solo lo marcado/subrayado. Esto economiza en tiempo, es cierto, pero aún el resumen tiene una clara ventaja frente a este método, y es que el orden del resumen nos permitirá entender mucho mejor al tema, y mediante este entendimiento secuencial, al hilar e ir relacionando más fácilmente los datos, la velocidad de memorización también será mucho mayor. Por lo tanto, estaremos ganando aún más tiempo que si solo subrayáramos.

Desventajas de realizar un resumen

- Tiempo de confección.
Esta es la principal razón por la cual los estudiantes suelen evitar esta técnica. En un principio, realizar un resumen requiere de un tiempo importante, una "inversión de tiempo" por así llamarlo. Esta inversión puede parecer grande, sobre todo si tenemos poco tiempo frente a un examen venidero. Además, debido a que la mayoría no sabe realizar correctamente un resumen (fallando, sobre todo, en el orden de la información, por ejemplo), al final termina pareciendo una mala inversión de tiempo.
- Sin embargo, conviene analizar de un modo diferente: la primera confección del resumen debe hacerse luego de una primera lectura rápida del tema, es decir, mientras se está intentando comprender el tema. De esta manera, estaremos gastando apenas un poco más de tiempo que si no estuviésemos haciendo el resumen, y al final el tiempo adicional será bastante menor (y si lo hacemos a computadora, menor aún). Luego, al momento de repasar, y sobre todo en época de exámenes finales, la lectura de los resúmenes frente a la información completa o subrayada tiene una amplia ventaja.


Por lo tanto, lo principal en un primer momento es aprender a realizar un resumen. Luego, simplemente necesitas aplicarlo y ver por tus propios resultados qué tanto funciona.



viernes, 31 de enero de 2014

Cómo recordar nombres de personas

  Para recordar nombres de personas, tenemos varios trucos.

  Lo primero que debemos hacer, es encontrar los dos focos de memorización: esto es, el nombre de la persona y una característica de su cara o de esta persona que nos haga recordarla.
  Una vez que tengamos ambos focos, deberemos hacer un mnemónico (asociación inverosímil) entre ellas, y ahí ya lo deberíamos tener guardado en la memoria.

1º Foco: La persona.

  Debemos buscar algo llamativo en esta persona, algo que lo diferencie: primero, algo peculiar en su cara (nariz grande? rubio? etc), o en su forma de andar, risa, etc. En fin, algo que nos recuerde a esta persona. También puede ser el lugar donde lo vemos, su humor característico... ya sabrán mejor que yo de lo que hablo

2º Foco: el nombre

  Si es un nombre conocido, podemos utilizar la cara del conocido que tenga ese mismo nombre y asociarlo al primer foco. Si es un nombre desconocido, pues deberemos entonces crear una imagen que represente a ese nombre, y ahí asociarlo al primer foco.

Ej: Rubia en clase de matemáticas --> Ana Paula

  Entonces, solo necesitamos hacer la asociación: Si conozco a alguna Ana Paula, puede ser "Ana Paula paraliza la clase de matemáticas porque está rubia" (todo visualizado). Si no, puedo buscar a una ana, a otra Paula, y luego hacer lo mismo con rubia y matemáticas.

  Es bastante sencillo si lo haces de esta manera: Primero crea rápidamente la asociación, y luego dirígete a esa persona por su nombre un par de veces, mientras estén hablando. Si revives la asociación cada vez que dices su nombre, verás qué rápido se te quedará en tu memoria de largo plazo.


¿Cuántas palabras puedo memorizar en un día?

  Es una pregunta muy recurrente, y a decir verdad la respuesta no es tan sencilla. Deberíamos primero ver bien en qué consiste "memorizar" una palabra:

1: Poder ver la palabra en su idioma nativo, y luego traducirla a la nuestra: esto es, reconocerla
2: Poder ver la palabra en nuestro idioma y traducirla al idioma nativo: esto implica conocer bien la pronunciación (o escritura) de la palabra. Es un paso más adelante.

  Yo recomendaría que empiecen con unas 10-15 palabras diarias, que son pocas: son simplemente unas 10 o 15 asociaciones fáciles en las que no invertirán más de 6-7 minutos en total.

  Luego, pueden ir aumentando la cantidad de palabras: se irán sintiendo cómodos al ver que cada vez las asociaciones salen más rápidas y precisas, y con ello mejoran nuestras sensaciones y a la vez la memoria y la retentiva.

 Algunas normas para la memorización de las palabras:

- No busques la palabra "exacta", para sustituir, porque ésta no existe.
- Es importante que cada palabra tenga una imagen clara y concisa, que la puedas ver perfectamente. En el caso de los sustantivos, esto es muy natural; en el caso de los verbos, adjetivos, etc. puede ser un poco más complicado, pero es importante que elijas una imagen, la que te parezca que representa mejor a la palabra, y la uses siempre, y la intentes ver cada que repasas. Esto ayudará mucho a varias cosas:
/ Mejorará la retentitva
/ Mejorará la velocidad
/ Ayudará a que pienses con imágenes, lo cual es de gran utilidad para la potencia mental

- Acuérdate de las reglas mnemónicas esenciales: sustitución, exageración, acción, sentimiento. El sentimiento es la clave de todo: recordamos lo que nos impresiona, lo que deja una impresión en nuestro subconsciente.

  Entonces, volviendo a la pregunta original: puedes recordar muchas palabras, diría que con un poco de práctica (por ejemplo, luego de un par de semanas) podrías memorizar fácilmente unas 50-70 palabras diarias sin mayores problemas, sin gran esfuerzo.

  Y hablando del esfuerzo, recuerda también bien lo siguiente: una vez hecha la asociación, olvidémosla. No la vayamos repasando mentalmente a cada rato, porque esto nos cansará y saturará. Debemos olvidarla y verla solo horas después, y ahí veremos que la recordaremos y nos sentiremos mejor con nosotros mismos.


miércoles, 29 de enero de 2014

Memorizando el vocabulario 2: Cómo repasar

   Luego de memorizar por primera vez el vocabulario, será necesario repasarlo varias veces para poder afianzarlo y afinarlo. Para esto, existen varias herramientas muy interesantes que debemos usar.

  Una forma de repasar puede consistir en simplemente ir viendo las tablas que hicimos anteriormente. Primero día a día, y luego ir bajando la cantidad de repasos cuando notemos que los datos están plenamente afianzados en nuestra memoria de largo plazo.

  Esta forma es una forma completa de repasar, aunque quizá nos resulte un poco pasiva y extensa. Yo les diré cómo lo hago, personalmente: utilizo un programa de repaso espaciado.

  ¿Qué es un programa de repaso espaciado? Son programas que tienen las denominadas "Flashcards",  que son como unas tarjetas digitales que uno debe saber responder, y dependiendo de qué tan bien las responde esta se guarda cierto tiempo para luego volver a salir, y así cumplir con el denominado "Repaso espaciado" y "Curva del olvido", cosa que hará que nuestro repaso sea más activo, eficaz y divertido.

  El programa que personalmente me gusta utilizar es Mnemosyne. Se puede conseguir por la web,  es gratuito y tiene una pestaña que nos permite configurar a la flashcard como tarjeta de "vocabulario", lo cual nos facilita bastante la realización de ella.

  Así podemos, por ejemplo, memorizar unas 30-50 tarjetas diarias, para no sobrecargarnos al principio, y el programa irá espaciando adecuadamente el repaso para realizarlo todos los días, separando las tarjetas que mejor las sabemos de las que necesitamos más énfasis.

  En mi experiencia personal, puedo decir que al comienzo empecé aprendiendo unas 10 tarjetas diarias, que aumentando progresiva y diariamente (y sintiéndome cómodo al mismo tiempo) llegué a aumentar a unas 50 tarjetas diarias. Pude hacerlo en mayor cantidad, pero ahí ya me sentía cómodo y sentía que avanzaba rápido.  Las tarjetas nuevas junto con el repaso diario no me sacaban más de una hora diaria. Es muy poco, con lo cual uno puede mantenerse sin cansancio y motivado, factores que ayudan mucho al aprendizaje.